ACTIVIDAD 4 – CLIMOGRAMAS ZONA CÁLIDA

D.O. CONDADO DE HUELVA 

logoEn la última clase comentamos el climograma referente a la D.O. Condado de Huelva,  ampara legalmente la crianza y comercialización de los vinos producidos en los municipios  andaluces de la comarca de El Condado de Huelva, zona vitivinícola localiza en el sureste de la provincia de Huelva. Como en el climograma anterior, primero recogemos los datos que necesitamos para hacer el climograma, además en esta tabla se pueden ver ya realizados algunos de los parámetros que tenemos que calcular. A partir de estos datos, realizamos nuestro climograma.

CONDADO DE HUELVA 1CLIMOGRAMA CONDADO

Como información directa, en este climograma podemos ver que se trata de una zona del hemisferio norte, además vemos señalizado los dos periodos, el seco, que ocupa desde mayo hasta octubre y los periodos húmedos, de enero al 30 de abril y de octubre a diciembre. Por otra parte, la precipitación anual es 523 mm, y estaría por debajo de la precipitación adecuada para el cultivo de la vid, el mes más lluvioso es con diferencia el mes de diciembre. Respecto a la temperatura, la temperatura máxima se da en julio y la mínima en enero. Si tenemos en cuenta la temperatura media, siempre está por encima del  0 vegetativo por lo tanto la parada vegetativa de la planta es muy leve, aún así, como vemos en las temperaturas mínimas, hay varios meses que bajan los 10 ºC, por tanto aunque no sea una parada vegetativa prolongada, la planta si tiene su parada. Otro dato a tener en cuenta para esta parada vegetativa son las horas de sol que acumula la planta durante todo el año, en este caso acumula 2969 horas del sol en todo el año, esto actúa de forma positiva en la planta.

Además en la tabla podemos ver ya calculadas la Ite, que como vemos está por encima de 2000, por lo tanto la zona es apta para el cultivo de la vid según el índice de Winkler y Amerine. En cuanto a la Ita, supera con creces los 3000 ºC y por tanto según su temperatura activa también sería apta para el cultivo de la vid y por último tenemos el GST, que tiene que estar entre 13 y 21, este dato supera los 21ºC, por tanto puede ser que exista una sobre maduración o falta de acidez en el producto.

Como conclusión, esta zona en principio sería apta para el cultivo de la vid, aunque tenemos que tener en cuenta las demás características vitícolas de la zona.

D.O. MÁLAGA

arc_241277_g

Vamos a realizar ahora el climograma de la D.O. Málaga, ampara Vino fortificados o de licor elaborados principalmente con uvas Moscatel y Pedro Ximénez, cultivados en las onas vitícolas de Málaga, hay que diferenciar esta D.O. con otras presentes en esta misma provincia, como por ejemplo de D.O. Sierras de Málaga.

Al igual que anteriormente,  realizamos una tabla donde recogemos los datos importantes a tener en cuenta y realizamos el climograma.

MALAGACLIMOGRAMA MALAGA

Este climograma, también describe una zona del hemisferio norte, diferenciamos dos periodos, el periodo seco que comprende de mayo a octubre y los periodos húmedos, que va desde enero hasta el 30 de abril y de octubre a diciembre. En la tabla podemos ver que la precipitación anual es 534, por tanto está por debajo de la precipitación anual necesaria para el cultivo de la vid, en este caso tenemos 2 meses con la mayor precipitación, noviembre y diciembre. Respecto a las temperaturas, la temperatura media siempre está por encima de los 10ºC, y en las temperaturas mínimas vemos que en algunos meses son más bajas pero no mucho más bajas de los 10ºC, por tanto la planta puede tener parada vegetativa, pero ésta no será muy larga. Respecto a la insolación, en este caso también recibe muchas horas del sol al año, 2912, que es otra de las características vitícolas a tener en cuenta para elegir una zona de cultivo.

Por último, tenemos la Ite 2493 ºC , está por encima de los 2000 ºC recomendados, la Ita 4936 ºC, muy por encima de 3000 ºC, que son los grados mínimos para poder cultivar la vid y finalmente el GST, 21,9 este dato también está por encima del límite establecido, que es 21, en este caso, cabe destacar que esta zona se dedica a la pasificación de uvas, por tanto esta sobre maduración que puede sufrir el producto, en este zona vitícola la aprovechan.

Como conclusión, al igual que todos los climogramas que hemos visto anteriormente, esta zona es apta para el cultivo de la vid, aunque quizás necesitaran más precipitaciones.

D.O. JEREZ-XÉRÈS-SHERRY

distribucion-jerez-saborea

Para acabar con los climogramas de la zona cálida que nos rodea, vamos a realizar uno de nuestra zona vitícola, de la D.O. Jerez-Xérès-Sherry, ampara los vinos elaborados en la región de Jerez, siguiendo unos procesos tradicionales determinados y cumpliendo con unas condiciones específicas, se encuentran protegidos legalmente por las Denominaciones de Origen “Jerez-Xérès-Sherry” y “Manzanilla – Sanlúcar de Barrameda”.

JEREZCLIMOGRAMA JEREZ

Tras tener nuestra tabla y nuestro climograma, podemos decir que, como ya sabemos esta zona se encuentra en el hemisferio norte. Distinguimos dos periodos, el seco desde principios de mayo a octubre y los húmedos, de enero a final de abril y de octubre a diciembre. La precipitación anual es 566 mm, que también se encuentra por debajo del ideal de precipitaciones para el cultivo de la vid. Respecto a las temperaturas medias, ningún mes baja de los 10 ºC pero si tenemos en cuenta las temperaturas mínimas vemos que hay varios meses que si baja de los 10ºC, por tanto la planta tiene parada vegetativa pero no de forma prolongada, la temperatura mínima la tenemos en el mes de enero y la máxima en los meses de julio y agosto. En cuanto a la insolación, tenemos muchas horas de sol, 2969 horas de sol al año, como sabemos es otro los parámetros importantes a tener en cuenta ya que nuestra planta necesita sol para realizar sus funciones vitales.

Finalmente, en la tabla vemos ya calculados el Ite, 2496, está por encima del mínimo de grados, y la Ita, 4933, también muy por encima de 3000, por tanto esta zona respecto a estas integrales son aptas para el cultivo de la vid. También tenemos el GST, que tiene que estar entre 13 y 21, está por encima del límite máximo y por tanto podríamos tener problemas de sobre maduración y alta de acidez.

Como conclusión a los climogramas realizados, hemos visto que todos son muy parecidos, todos son aptos para el cultivo de la vid aunque todos están por debajo del ideal de precipitaciones anuales, como siempre, tenemos que tener en cuenta las características vitícolas de cada zona.

 

 

Anuncios

ACTIVIDAD 3 – D.O. MONTILLA-MORILES

images_cms-image-000006587

En nuestra última clase, comenzamos a trabajar con los climogramas, utilizándolos como herramienta para saber si una zona en concreto es apta o no para el cultivo de vid. Tras tener una idea general de cómo trabajar con ellos, nos centraremos en los climogramas de las Denominaciones de Origen pertenecientes a los climas cálidos e incluso los compararemos con otros relativos a otro tipo de clima.

Para comenzar nuestro trabajo, vamos a estudiar el clima de la D.O. Montilla Moriles, que se localiza en la provincia de Córdoba. Esta D.O. ampara la crianza y comercialización de los vino producidos en los municipios de Aguilar de la Frontera, Montilla, Moriles, Doña Mencía, Montalbán de Córdoba, Monturque, Nueva Carteya, Puente Genial y también parte de Baena, Cabra, Castro del Río, Espejo, Fernán-Núñez, La Rambla, Lucena, Montemayor y Santaella. Entre los productos amparados encontramos vino joven, vino blanco, vinos generosos, vinos de licor dulces y vinos generosos de licor, y además, vinagre.

Lo primero que necesitamos hacer es buscar los datos que necesitamos para estudiar este clima, en este caso hemos cogido los datos de la provincia de Córdoba y en la siguiente tabla tenemos los datos más relevantes, que más adelante comentaremos.

tabla definitiva

Lo primero que tenemos que realizar es un climograma, y a partir de este comentaremos las características de esta zona. Teniendo en cuenta la temperatura media mensual y las precipitaciones mensuales, el resultado de nuestro climograma es el siguiente:

GRAFICO11

Como ya sabemos, el climograma nos puede dar información de forma directa e indirecta. Primero, de forma directa, podemos ver en el climograma que esta zona se encuentra (aunque ya lo sabemos) en el hemisferio norte, ya que el verano coincide con los meses de julio-agosto. Por otra parte y señalizado en el climograma, podemos ver que existe un periodo húmedo y seco, el periodo seco comprende desde finales de mayo hasta finales de septiembre, señalizado en el climograma color rosa claro, y el periodo húmedo comprende desde el 1 de enero hasta finales de mayo y del 1 de octubre hasta el 31 de diciembre.  También es importante saber las precipitaciones anuales, en este caso 597 mm/año y la temperatura media anual, 18,2 ºC, ambos datos nos indican que esta zona es apta para el cultivo de la vid.

A este climograma, también le podemos añadir una serie de datos para poder verlos de forma visual y que de esta forma quede más claro. Por una parte, el 0 vegetativo, que es la temperatura a partir de la cual la savia de la planta puede circular y por tanto permite el desarrollo de la planta, éste es igual a 10ºC y lo podemos ver en nuestra gráfica en color verde, así podemos compararlo con la temperatura y saber en qué momentos la planta puede desarrollarse. Por otra parte, podemos representar también la temperatura eficaz, que sería la temperatura  menos 10, la temperatura eficaz nos aporta una serie de información respecto al desarrollo de la planta que más adelante comentaremos.

GRAFICA 3

A partir de estos datos, podemos conocer bastante información al respecto del clima de Montilla-Moriles. Primero, podemos establecer el periodo vegetativo, teniendo en cuenta el 0 vegetativo y la temperatura activa, es decir las temperaturas mayores a 10ºC, en esta zona, el periodo vegetativo no tiene apenas parada vegetativa, ya que las temperaturas son altas y las temperaturas medias mensuales solo son menos de 10ºC el mes de enero. Aún así, tenemos que tener en cuenta las temperaturas máximas y mínimas de cada mes pues en las mínimas vemos que si se baja de los 10ºC por tanto, aunque la parada vegetativa no sea prolongada hay días en los meses de enero, febrero, marzo, noviembre y diciembre en los que la planta si sufre una parada ya que las temperaturas son bajas.  A pesar de esta información, para hablar del periodo vegetativo también tenemos que tener en cuenta las características vitícolas, además de la temperatura y las precipitaciones, hay que tener en cuenta la insolación y la evapotranspiración, por ello, aunque no está representado en nuestra gráfica, en la tabla tenemos los datos relativos a la insolación de cada mes, como podemos comprobar, la insolación es muy alta, la insolación anual es 2.903, por lo tanto hay muchas horas de sol, el mes que menos horas tiene es el mes de enero, que también coincide con uno de los meses de baja temperatura. Esto influye de forma directa en el desarrollo de la planta, ya que necesita sol para realizar entre otras, sus funciones vitales. Teniendo en cuenta todos estos datos, podemos deducir, que la campaña en esta zona empieza a finales de septiembre y acaba a principios del mismo mes al año siguiente.

Asimismo, a partir de los datos que podemos ver en la gráfica podemos realizar diferentes cálculos para saber cómo de apta es esta zona para el cultivo de la vid. Primero, teniendo en cuenta las temperaturas activas, es decir las de más de 10ºC, podemos calcular la Integral Térmica Activa (Ita), en este caso, teniendo en cuenta la temperatura media de forma diaria desde el 1 de marzo al 25 de octubre, ITa = 5.136,5 ºC, por lo tanto, está muy por encima de 3.000, que es el límite a partir del cual el cultivo de la vid es apto. Segundo, podemos calcular la Integral Térmica Eficaz (ITe), concretamente, sumamos las temperaturas medias eficaces diarias del 1 de abril al 30 de ocubre, ITe= 2.700 ºC, esta integral podemos relacionarla con el índice de Winkler y Amerine, y al ser mayor de 2.000ºC, esta zona también es apta para el cultivo de la vid según éste índice. Por último podemos calcular la temperatura GST, obteniendo la temperatura media del periodo de crecimiento, del 1 de abril al 30 de octubre, GST = 22,86 °C, este índice tiene que estar entre 13 y 21°C en el hemisferio norte para que el producto de la vid sea de calidad, en este caso, supera este rango y por tanto el producto que obtengamos será de calidad pero al ser más alto podremos tener problemas de sobremaduración y falta de acidez. Aún así para que el producto sea de calidad tenemos que tener otros factores en cuenta, que ya hemos visto anteriormente.

ACTIVIDAD 2 – ¿Qué necesitamos saber para comenzar esta asignatura?

Nuestra primera clase de esta asignatura fue como una introducción a ésta misma. Repasamos conceptos claves para poder desarrollar de forma correcta toda la vitivinicultura en climas cálidos.

Uno de los puntos claves de lo que hablamos fueron las variedades de uvas y en este esquema podemos ver de forma resumida todo lo que afecta a la vinificación y necesitamos saber. Estas características que se nombran, siempre irán relacionadas con el tipo de clima donde vamos a plantar nuestra vid.

blog2

Por otra parte, otro de los conceptos que necesitamos saber es: qué factores influyen en el cultivo de la vid. También podemos ver cuáles son en este esquema de forma resumida.

blog

Una vez establecidos estos factores, debemos destacar que los factores culturales son los menos importantes a la hora de decidir qué plantar en nuestra tierra y los factores más importantes y que debemos tener muy en cuenta, ya que son los que más afectan a la planta son los factores climáticos, dentro de éstos tenemos que destacar la temperatura, las precipitaciones y la insolación. Conocer éstos factores respecto a nuestra zona es muy importante para tener una idea de cómo se puede desarrollar nuestra planta y cuál sería la más idónea.

Este sería el primer paso que debemos dar antes de empezar la vitivinicultura en una zona o en nuestro caso para empezar a estudiarla, cuando sepamos cómo son estos factores podemos tener una idea genérica de qué le ocurre a nuestro cultivo y que podría necesitar para desarrollarse de forma correcta y además que características puede tener también el vino que vamos a realizar en la misma zona.

Para terminar la clase, realizamos una cata de tres vinos realizado en el marco de nuestro clima, estos vinos son de la misma bodega y podemos ver cómo evolucionan y cambian.

20181112_20491520181112_212433

Vino 1. Las Mercedes, vino blanco cosecha 2017, 12% vol. Bodega Callejuela – Sanlúcar de Barrameda. Color oro pálido con ribetes acerados. En nariz recuerda a frutas como la piña, el melocotón o el plátano. Es un vino ligero y poco denso, como podemos ver en la lágrima, contiene poco glicerol. En boca es amargo, tiene una acidez media y es sápido. El retrogusto es de frutas como la piña.

Vino 2. Manzanilla callejuela solera de almacenista, 16 % vol., bodega Callejuela – Sanlúcar de Barrameda. Color dorado con ribetes acerados. En nariz recuerda ligeramente a fruta y madera, incluso podemos notar aromas a levaduras. El aroma cambia respecto al primer vino ya que desaparecen muchos de los aromas frutales. Es más denso que el vino blanco y contiene más glicerol. En boca es más ácido que el vino blanco y menos amargo, recuerda a frutos secos como almendras frescas.

Vino 3. Blanquito, manzanilla pasada, 15% vol., bodega Callejuela – Sanlúcar de Barrameda. Color oro viejo con ribetes acerados. En nariz recuerda a frutos secos, a madera y ha desaparecido por completo los aromas frutales, se parece algo a la manzanilla pero es muy diferente al vino blanco. Este vino es menos denso que la manzanilla y por tanto tiene una lágrima menos marcada y menos glicerol. En boca mantiene la misma acidez que el vino blanco y es menos amargo. Sabe mucho a frutos secos y a diferencia de los vinos anteriores, no tiene ninguna nota frutal.

 

 

 

¡Bienvenidos!

Como podéis leer en mi presentación ¡estoy en proceso de ser vitivinicultora!

Tuve la suerte de nacer en Jerez de la Frontera, tierra de vinos únicos y especiales, debido sobre todo al clima que tenemos en esta zona del sur de España. Soy una enamorada de mi tierra y de su cultura y por ello tras estudiar el grado de traducción e interpretación en Sevilla, decidí sumergirme en mi tierra y en su vino.

Actualmente curso 2° del grado superior de vitivinicultura en el Puerto de Santa María. Esta es la razón de la creación de este blog pues forma parte de una de las asignaturas, vitivinicultura en climas cálidos.

En este blog trataremos todos los temas que trabajemos y estudiemos en clase, siempre conectado con nuestra vitivinicultura, desde la viticultura hasta la cata de los vinos típicos del marco de Jerez.

Respecto al título de este blog, cabe decir que también está conectado a nuestros vinos, ya que nuestra uva se produce en una tierra albariza típica del marco del Jerez y, aunque actualmente no tanto, antiguamente se utilizaba tiza para escribir sobre la típica bota jerezana la información del vino que contenía. Por tanto, son dos palabras que representan el proceso que ocurre en nuestros vinos, desde la materia prima hasta el producto final.

Espero que os parezca interesante y por supuesto que la información que proporcionemos sea útil.